Categoría: Relatos

QUASAR -Capítulo 3-

CAPÍTULO 3

Kevin suspira sobre el material pulido del mostrador, lo repite mientras rocía agua en la planta favorita de mamá. Lo imito al resoplar, entretanto observo el reloj de pared, 9:00 pm, el habla—. Una porquería o vienen en cardumen frikis o no viene ni uno; puff, y falta año luz… —Se burla de mi futura profesión, con una montada sonrisa de diablo en su cara—. Candela, no te molesta si coloco música cósmica.

Molesta ante comentario tan patán, realizo morros y no llego a negarle cuando este enciende el audio, dispersando otro sonido, el rock a largo y ancho del local. Faltando a hora de cierre, todo es un caos, decido no discutir e igualmente para no aburrirme emplearé los minutos en componer el desorden. Durante el suceso de tarde, en la librería no hemos podido respirar, ni siquiera Kevin ha hecho eso asqueroso con la sustancia viscosa rosa en su boca, no hubo tiempo. Sin más, estiro mi blusa barata blanca en algodón, con eslogan de Angelo books en pecho, y tomo algunos ejemplares dispersos, además hago malabares con una caja.

—No-no, no es necesario, que amable, tu solo quédate, iré a arreglar esto antes del cierre, no quiero sermones de mamá a la mañana.

Escucho un bufido de mi compañero y volteo los ojos, sin esperar respuestas avanzo hacia las estanterías al fondo, ahora encima el histérico es él. Rezongo internamente, simultáneamente el llamador contra la puerta tintinea, anunciando la llegada de un cliente. Río suave, ya que el platino a mis espaldas rezonga por lo bajo; ya no comunica su clásico: “Bienvenidos…” o “Hasta luego, vuelvan pronto a leer, en Angelo books”. Más bien su pronunciación suena, semejante al ladrido de un Bulldog.

Poco a poco, voy depositando en sus respectivos lugares cada uno de los libros, pues media hora tarde, estoy en uno de los últimos estantes, ciño mi cejo al cruzarse un pensamiento; hay demasiado silencio. En aquel tiempo extraño no escuchar ninguna otra conversación, solo mi respiración y el pitido suave en mis oídos. «¿Será, Kevin se ha dormido?» Gateo encima del moquete, en esas circunstancias, acudo a una esquina en pasillo, me asombro al descubrir la recepción vacía. Al principio percibí alguien en la entrada. Compruebo, y con una buena vista hacia la caja y puerta, encuentro todo pacífico. Esta quietud asusta. Porque el significado de quieto, es eliminado en el diccionario del de-pendiente pelo platino, y ello significa que quizás algo pasó, ya no está pegado a su silla, sin embargo, no hallo nada fuera de lugar.

La expectación del ambiente es tal, que comienzan a darme calambres en el estómago, entretanto murmuro.

—¿Kevin? Maldito infeliz salte de dónde estés. —No recibo ni un insulto de vuel-ta—. Esto es grave.

Muerdo mi labio inferior, cavilo y retrocedo aún en cuatro patas, hasta cubrirme con el anaquel. Me esmero por concentrarme, actúo sigilosa por si hay un malhechor, buscando un poco de confianza al tratar de correr un par de libros y tener mejor vista hacia la registradora. Si no es por dinero, ¿qué otros motivos tendrían?

Agrando mis ojos aterrada, suponiendo cientos de otros escenarios en Los Ángeles hay muchas personas y espero solo busquen llenar sus bolsillos con algunos dólares. Antes de regresar a mi cabeza con espectáculos fatalistas en cual incluyen a modo de víctimas a peliteñido y a mí, decido tener la mente positiva. «Kevin, debe estar en el sanitario.» Imagino esperanzada, en tanto me dejo derrumbar, sentada en el suelo prescindo todo rastro de miedo. Concluyo en terminar con el misterio e ir en su busca, el sordo sonido de un libro al caer en la alfombra, deja mis pensamientos mudos.

Mi corazón empieza su trabajo, de manera brusca bombea agitado, observo entre el hueco de libros hacia el pasillo C; donde está el sector de Ciencia Ficción, y revelo unos pies envueltos en un par de zapatillas, junto a unas piernas fundadas en jeans negros. Con palmas y cuerpo sudoroso, compruebo (al parecer), es un hombre. Este recoge el libro, y a continuación, le oigo voltear cada hoja del mismo. Hago el esfuerzo de agacharme obteniendo una vista vaga del perfil, reconociendo al instante de quién se trata; todavía cubre su cabeza en una sudadera, idéntico tono de vestimenta. Para empezar, ¿por qué estaría aquí? No temo. Mi boca se abre, quiero hablarle de una vez por todas, y dejarme de payasadas.

—Buenas noches, ¿qué necesita?

Caigo bruscamente en mi sitio, al escuchar que le hablan, más notar unos zapatos bajos de tacón, muy conocidos. Sin evitarlo, curioseo por detrás en silencio, tan cotilla. Ruedo mis ojos con ironía; bien, yo también lo soy.

Ehm, ningún título en particular, solo deseo algo bueno que leer. Ya no tengo nada en casa.

—Entonces…, quizás le agrade este de aquí. Es un autor no muy conocido. A mi hija le gustó mucho.

Mi madre habla y se mueve con entusiasmo, en cuanto el Llanero Solitario extiende su mano, tomando el ejemplar. Lo detallo con aprensión, mientras parece estudiar dicha obra. Aunque no logro repararen su rostro, su cuerpo indica soltura, a mi juicio se manifiesta estar cómodo.

—De acuerdo, tiene buena pinta. Veremos si su hija posee gusto por la Ciencia y estrellas.

Ella ríe ante el comentario.

—Vaya que sí.

—¿Por qué lo dice?

Mamá realiza un ademán para que la siga, e inicia su caminata hacia el mostrador, tanto él se aleja, —sumada mi mala suerte— no logro oír una clara conversación. Encojo mis hombros en resignación, no puedo salir, me verán una curiosa sin remedio. Decido esperar, y me decanto por una novela, entretanto comienzo a leerla mato el tiempo hasta que él se marche. Sin embargo, no soy capaz de apaciguar la curiosidad, inmediatamente me asomo, asimismo diviso al animado chico, después de verlo despedirse una vez sale de la librería.

Mamá está ahora concentrada en contar el dinero. Dijo.

—Ya puedes salir, se ha marchado.

Me asusta su radar místico.

—¡¿Cómo…?!

Prácticamente me levanto de un tirón, y voy a su encuentro con rapidez, con mejillas y cara de color del fuego. Cuando me aludo, aún sostengo en manos el libro escogido al azar. Lo ordeno al paso, mientras continúo hasta llegar a mamá.

—Buenas noches cielo. Dime: ¿sabes algo de Melissa?

—Más bien, ¿dónde está Kevin? Llegué a imaginar, no, no lo diré.

Ahora mamá me ve directo, dejando a un lado toda actividad.

—Entré por detrás, di el permiso a Kevin de irse, y tú no estabas por aquí, luego ingresó este chico. —Con esas palabras, miro con el rabillo del ojo por donde se ha ido, y sin aviso me ataca una jaqueca, sumado a un dolor ardiente en el pecho. Tomo ambas zonas, e intento escuchar a mi madre—. ¿Candela? Me oyes.

Ciño mi cejo confundida, y volteo hacia ella, con expresión de alarma.

—Mira Cande, has hecho muchas horas lejos de casa, y de un descanso. No deberías haber aceptado cubrir a Mely.

—No, sí puedo, no fue nada. Es lo que ella ama, y ya sabes que también haría algo similar por mí.

Mamá se queja.

—Aunque eres tan suficiente, eso aún no pasa.

Mamá.

Me ignora, a la par toma su bolso y más papeles.

—Hija, cierra el frente, y terminemos por hoy. En casa tengo una rica cena, y una peli. ¿Te va?

Agita sus cejas en tono pícaro, en tanto rueda el mostrador hasta mi lugar y me envuelve en un abrazo dejando a su vez, repartidos besos por todo mi rostro.

—Vamos, hoy noche de viernes con mi niña.

Sonrío, siguiéndole, y no me quejo ante su mote. Mi vida ha sido siempre a su lado, después que mi padre Nicolás muriera, Laura se ha hecho cargo de su librería, y conjuntamente culmina una carrera de psicología con una niña a cuestas. Una madre joven y viuda, en era moderna se defiende en guerra; si bien ella no es norteamericana, es una emigrante del Sur de Argentina. Su llegada a este país fue de muy chica, y sola aquí optó de hacerse; estudios, trabajos, luego el momento dónde conoció y se enamoró de mi padre.

—Candela, mira. —Me regresa al hoy, al extender su brazo tomando algo a su lado, finalmente me lo enseña. Las dos intentamos averiguar de quien podría ser, me ilumino.

—Es del muchacho que has atendido. Una púa de guitarra, nada más puede ser suya. Ni Kevin, ni yo, tocamos siquiera el ukulele. Sabes qué.

—Lo sé, ellos son los músicos callejeros. —Guarda la pieza en mi bolsillo trasero—. Toma, por si lo ves de nuevo.

—Eh, ¿yo qué…? Me ha llamado mucho la atención que los dejaras tocar, tan libres. Sabes lo que me ha costado pillar apenas la puerta, ¡me bebí una amonestación de Kevin! —Reclamo, dado que ella ríe, yéndose hacia el almacén trasero—. ¡¿Pero, jefa?!

Bufo, encima la persigo, resignada dejo mis brazos caer arriba de mis caderas.

VALORA MI LIBRO

Puntuación: 1 de 5.

Capítulos anteriores…

QUASAR -Capítulo 2-

CAPÍTULO 2

Por fortuna, ya casi llego.

Básicamente me detengo a tan solo una manzana del local, porque no puedo dejar de explorar los nuevos grafitos que colorean esta parte de Los Ángeles. Un artista montado sobre una elevada tarima, ilustra con gran habilidad el rostro de una joven mujer, «de aspecto latino a mi criterio». De labios anchos y expresión intensa en sus ojos negros, rodeada y prácticamente cubierta de amarillos girasoles.

Descubro su entusiasmo, activo en su audaz tarea, además de escucharle cantar, la articulación se amortigua debido a la mascarilla, teniendo en cuenta la música que llega hasta aquí. A escasa distancia, (casi en las puertas de Angelo), hay otra voz acompañada por un sonido metálico, o bien el ritmo parece ser o imitar lo electrónico. No logro otear con claridad, una vez comienzo a andar, la vibración en mi bolsillo me avisa de un mensaje en el móvil. «Mely: No lo imaginas Cande, ¡esto está de lujo!», su escrito hace que me distraiga por un instante, luego denoto la hora en el aparato, y me alarmo. Ahora conforme avanzo, elevo mi vista, y considero no chocar a personas que quedan en el paso.

—Con su permiso…, disculpen.

Pido a fin de continuar, las voces y música ya las oigo con más fuerza, sin embargo, estoy preocupada por llegar a tiempo a la librería. El grupo termina el show, al segundo, la gente aplaude eufóricos, entre tanto toman fotografías. Algunos chocan conmigo, al pretender acercarse, así lanzar monedas a aquellos músicos. Evito largar insulto alguno, e interrumpe una voz femenina.

—Damas y caballeros, la siguiente canción será hecha a ustedes, de parte del Llanero Solitario, aunque no tan solo. ¿Verdad Cástor?

Me abalanzo, hasta un pequeño espacio entre un par de turistas, a resultas de ello alcanzo las puertas. A pesar de que consto de quince minutos tarde, presto oídos, un acento entremezclado español con inglés, habla al traducir el nombre de la canción que interpretarán. Entonces me detengo, entretanto la discreción gana, pues sostengo el pomo de entrada hacia el interior de Angelo. Vigilo sobre el hombro y sin pretender, me dirijo de vuelta y próxima a los tres concertistas, siendo centro del gran grupo, que expectantes hacen antesala a un tema. La vocecilla, es la de una chica no más de dieciséis años, menuda con una pequeña arpa en una de sus manos. Parece animada, su cabellera rubio ceniza se mece al tanto que pasa un sombrero de chef por el círculo. A medida que lo hace este le pesa. El segundo en escena, es un joven maduro, quizás sea de mi edad. Llama mi curiosidad, al comenzar a tocar las primeras notas en su guitarra, muy potente. Su rostro no se distingue, al vestir, una sudadera y su capucha puestas, además de una pañoleta cubriendo nariz y labios. A su diestra, hay otro chico de cabello corto y de un impactante color de ojos, muy parecidos a los de la cría que platica.

—Este es el fin de acto, por hoy. Si desean pueden encontrarnos en tres días, Santa Mónica. En Restaurante Madame Só. ¡Hasta luego, y gracias! —El vocero imita una venia, encorvado y tomando su pecho, seguido señala a la jovencita—. Maia, el ángel. —Todos truenan sus palmas con aplausos—. Quien les habla, ya lo saben, difícil de olvidar ¿cierto? —A mi lado ríen—. Cástor se despide, para los que recién llegan. —Me ve directo, y comienzo a estudiar alrededor sin creer que es a mí—. Y, por último, el mudo saludo del cómo lo llamamos, “Llanero”, y no tan solitario.

El aludido saluda tímidamente, sin levantar la vista hacia su público. A continuación, sigue en lo suyo, afinando el instrumento en sus manos. La bella muchacha, llamada Maia, dice—. El tema es muy conocido, si bien no es actual, es la música cual adolescente —con respeto—, debería comenzar a escuchar.

Nadie la contradice, mucho menos en el tiempo que el chico misterioso, da inicio a los primeros acordes. Cástor lo alcanza, al golpetear un artilugio con unas espátulas, y al parecer, muy doméstico. Es un vistoso instrumento de percusión, al estilo tubófono fabricado en PVC. ¡Increíble!, es el sonido electro que escuché a distancia. No esperaba tanto talento. Sin retrasarse, un canto bajo, casi íntimo, vocaliza:

«Come here, baby[1]».

Me clavo en mi lugar, a saber, que otros ambicionan ocupar, desean tener una mejor vista. Así con total insolencia, tal tozuda, me interpongo, y sin más alguien me da un empujón. Casi caigo, no obstante logro mantenerme estable, recuperando mi estilete, sin perderme de nada continúo a manera de fiel espectadora. El Llanero, está en un punto céntrico de la improvisada ronda. Esta vez su cuerpo y expresión carecen de dudas, se ve seguro en cuanto se balancea con su acústica, y parafrasea o canta con actitud Tyler. Con todo y con esto, se le escucha fantástico, a pesar de que el sonido sea amortiguado con la tela que cubre sus labios. Pese a ello, su timbre es algo hipnótico, invitándote a verlo sin parpadear.

«Seems like we’re makin’ up more than we’re makin’ love.

And it always seems you got somethin’ on your mind other than me

Girl, you got to change your crazy ways

You hear me[2]

Sus manos pulsan la guitarra, tal si acariciara el cielo. En cuanto a sus dedos, estos se menean ávidos por las cuerdas y sin observar ni uno de sus movimientos, en aquel momento suspiro admirada, aún no me acostumbro a verlos y es que los músicos aprecian las melodías a niveles infinitos. Jamás podría hacerlo, quizás lo logre después de un tiempo quién sabe, pues básicamente, no se fabrica, se nace.

«I go crazy, crazy baby, I go crazy

You turn it on, then you’re gone

Yeah, you drive me crazy, crazy, crazy for you baby».

El público lo vitorea, a par él se agita en el sitio sin amedrentarse, de manera muy elegante y manipulada, desgarra sus cuerdas vocales, y suena rasposa en el proceso. «Es, es un ídolo…» Cavilo, queriendo buscarle algún otro sinónimo distinto a los que le he atribuido, pues no encuentro ninguno que dé a su talla.

Lo siguiente que veo, me deja atónita de lo que en mi vida lo he estado. El Llanero, vaga con tranquilidad arriba del pavimento, y a paso de donde estoy, entreveo su ancha espalda, y de igual manera, persigo el ritmo de su torso. Me meneo en el lugar, atraída por su forma de desplazarse con su música.

«What can I do, honey?

I feel like the color bluuue».

A fin de entonar “azul”, a término de estrofa el cantante se voltea, mientras su capucha aún cubre su cabeza, ahora denoto su cabellera, un mechón castaño sobresale justo en su frente, junto a una porción de piel blanca, y también analizo que la tela continúa allí en sus labios. Tarareo, concretamente gimo a gato lastimado, e intento reproducir a coro su afinación, y en cuanto sus ojos se elevan, es alcanzado por el reflejo del sol, e impacta en su mirada cuando lo atraviesa igual que a un cristal. No finjo el asombro, al revelar el color en ellos, de un azul quasar. Con esto en mente, rompo toda armonía y otro de mis alaridos desentonados se oye a kilómetros, esto parece que ha reclamado su atención. «Oh, ha escuchado, que humillante». Él se me queda viendo, califico que sonríe, y durante unos minutos u horas no estoy muy segura, doy por hecho el ingreso a un mundo paralelo. La letra ya en segundo plano, juzgo en que va en el verso, al declararle, particularmente a la señorita la cual lo excita y ama, que lo pone inepto tras su forma loca de ser. Menudo rollo, coincido con su autor.

Un rápido vistazo, me permite destacar que los otros dos continúan tocando sus instrumentos, en compañía del vocalista. Pero por sobre el sonido de sus compañeros, sus dedos hacen maravilla entonando el solo de Crazy, y momento después su voz me regresa a él. Otra vez está observándome, y yo de verdad, olvidé del cómo se respira. Me remuevo con inquietud, y por fin ese simple hecho, me hace recordar que tengo obligaciones pendientes.

Necesito tu amor. ¡Cariño! —Canta en alto—. Necesito tu amor.

La tensión de la música sumada a su tonada, me coloca en una posición muy incómoda. Respiro una bocanada de aire, que por ese breve instante consigue enfriarme inclusive los pulmones. Desando, en cuanto el Llanero avanza, más trago saliva por la repentina sequedad en mi boca, y continúo en retroceso hasta que soy absorbida por la gente. En fin, me inmiscuyo adentro así poder llegar a las puertas, “reclamo” encontrar un lugar seguro. Sin resuello ingreso a Angelo, en tanto camino observo fuera. Logro escuchar su voz, pareciendo llamarme, la eleva repitiendo parte del estribillo; «¡Cariño! Necesito tu amor.» Cierro los ojos en negación, a su vez el compañero de turno de Mely me aparta de la ensoñación gruppie que me ha poseído.

—Melissa no vendrá, era de esperarse. Menuda capulla, me ha hecho atender más de un cuarto de hora solo.

El joven peliteñido me habla con altivez y sorna, estando detrás del mostrador, y así lo analizo un momento desencajada de lo que departe; sus ojos saltones, me observan esperando de mí alguna señal de que lo he escuchado. Suspiro, mortificada, tratando de ubicarme en lugar y tiempo, también analizar que uno de los empleados a cargo de la librería de mi madre, me está mirando como si fuera tonta. Detesto a Kevin, más bien que sea tan quejoso, eso sí me da hastío. Este mastica su goma de mascar, de forma exagerada depositando sus codos sobre madera, entretanto su vista va hacia el tumulto. Maldigo internamente, teniendo en cuenta que el cantante se oye, en palabras, él encrespa mis nervios.

—Son geniales. Pues vienen a esta hora cada dos por tres. Aunque no tengo la fortuna de que sean todos, al menos el Llanero no, ese casi nunca aparece; hoy gracias al cielo soy testigo de su espectáculo. —Dice animado, y concentrado —sin darse por aludido que soy espectador—, en su dedo índice al tiempo que lo pasea por su goma, mismamente dentro y fuera, y en seguida enredarla en el mismo. Iugh.

Ahg, extraño que mamá permita tanto alboroto delante de su tienda.

—¿Eh, chica? Laura fue la que los vio primero, y no pudo dejar de aplaudir como foca aquella vez.

Realizo un morro con mi boca sin saber que responder.

Mhm, aún de ese modo, no considero que adivinara que ocuparían tanto espacio.

Me dice a la vez que mastica bruscamente el chicle.

—Oye, que clorosis nos traemos Candela.

Chisto.

—Que va, imaginación tuya. He tenido que venir volando a cubrir turno, y todavía casi me matan por abrirme paso.

—Fue eso, no que te has quedado viendo un poquito su show. ¿Un tantín?

—No voy a caer ahí.

Decido ir a cambiarme por el uniforme. Giro mi cuerpo entero hacia su amonestación, y Kevin ya está oculto detrás de su revista de comics favorito.

«Crazy, crazy, crazy for you baby.

I’m losin’ my mind, girl, cause I’m goin’ crazy[3]».

De pronto el mancebo teñido baja su lectura, e inicia un apresurado paso, para colgarse de una estantería repleta de libros en vidriera.

—Ya termina, esa canción no será igual, este hombre compite contra Tyler.

Sonrío viendo la espalda de Kevin, flipa en puntilla de pies, y cuello estirado com-penetrado en su chisme.

«You turn it on then, you’re gone

Yeah, you drive me[4]».

Exhalo en alto al oírle otra vez, y la piel en brazos se eriza, después de todo no soy sincera conmigo; de la misma manera he sido capturada por ellos, prontamente el magnetismo de aquel cantante superó mis expectativas. Cierran su final con broche de oro, segundo los aplausos no se hacen esperar. ¡Hora de trabajar!, tengo esto presente aunque se cuela el último suspiro de canción, puedo reconocer un acento grueso y basto, parece estar aquí, musitándolo en mi lóbulo.

«Yeah, now baby…»


[1] Traducción: «Ven aquí, nena.» Inicio de tema de; Aerosmith «Crazy».

[2] «Parece que nos reconciliamos más de lo que hacemos el amor. Y siempre parece que tienes algo en tu mente que no sea yo. Chica, tienes que cambiar tus locuras ¿Me escuchas?»

[3] «Loco, loco, loco por ti, nena. Estoy perdiendo la cabeza, chica, porque me estoy volviendo loco.»

[4] «Tú lo enciendes, luego te vas. Sí, tú me vuelves…»

¡DEJA TU IMPRESIÓN DEBAJO EN LA CAJITA DE COMENTARIOS! <3Gracias.

Aún la puedes leer en Wattpad, ¡apúrate!

Click aquí si no has leído —- QUASAR – CAPÍTULO 1




QUASAR -Capítulo 1-

CAPÍTULO 1

Un rayo de luz explota desde un centro oscuro, y maravillosas ondas atraen una energía, e increíble estela de un intenso azul. En la película se denota lo maravilloso que suele ser el espacio, y por ello hoy estoy sentada en cátedra de astrofísica. Aburrido para algunos, magnífico para mí. Les sorprendería lo que uno descubre aquí, y aún más en la clase del señor, Clark “S”, ya sabrán del porque se hace llamar así. El profesor S, se interpone frente a la enorme pantalla y el foco, proyectando una alargada sombra sobre la pared, finalmente enciende las luces dentro del aula.

Pestañeo, ante la interrupción.

—¿Los quasares, realmente porqué son fenómenos? ¿Son algo así como una estrella del rock? A priori: Terminaremos todos convertidos y tragados por agujeros negros movidos por su música.

Él detiene la marcha del video y da inicio a su discurso, ahora todos estamos atentos a su pregunta o respuesta. Lo veo guardar su pluma en el bolsillo frontal de su camisa, y es de esperar, sonríe complacido consigo. Lo he dicho: el hombre ama los desafíos. Por ello me he inscripto a su tutoría, es uno de los mejores académicos en la Universidad. Pues, tampoco adivinaría jamás, lo convincente que es a la hora de impartir sus clases.

—Un centro en un gran escenario… Alumnos, imaginen un ser magnético, —mi compañero de lado vocifera el nombre de Magneto, y risas retumban en el salón, incluyendo la mía—. ¡Ajá exacto, muy ocurrente señor Adams! Continúo; —el profesor se coloca de manera casual en apoyo sobre su escritorio—. Eso lo convierte en alguien absorbente, y muy, muy explosivo con tal brillo, o sea hasta vomita su ego. Cerca de estos hay una energía de billones, en otras palabras, arderían mis ojos.

Asiente conforme a su ejemplo.

—Ahora tu… —Dicen mi nombre, entonces elevo mi vista fuera de mis anotaciones—. Sí, gracias por el nuevo aporte Adams. Ehm, en que estaba, ah sí. Candela. ¿Dime, qué sacas de estos Rock-stars?

Aumento de risas. Pienso; es una de las asignaturas más felices en astronomía. Endurezco mi cuerpo en el asiento, el hecho es tratar que los nervios no me afecten. En cambio, ruedo el lápiz entre mis dedos, antes de crear alguna contestación. Carraspeo, no obstante, estoy segura de mí misma. Dije.

—Son supermasivos, brutales devoradores de luz, son parásitos. —A mi lado compañeros ríen—. Asimismo, también considero; son hermosos creadores de verdaderas galaxias…

Finalmente me voy apagando, ante el silencio de los alumnos, además de aludir al hombre entrado en años y en cuerpo y experiencia, que me observa con seriedad. Lo puedo notar deshaciendo mi vago concepto, sin embargo, comienza a moverse pensativo a lo ancho del salón. Nuevamente avanza y esta vez es en mi dirección, me genera ansiedad al verle subir las cuatro filas, en seguida mueve a mi compañero Adams, y se coloca junto. Rasca su mentón, y pasea su mirada hacia cada uno dentro del lugar.

—Saben que ese “ego”, el del quasar es muy necesario. Su imán es implacable para mover, acercar cuerpos, esos que convidan su luz. Es un fenómeno maravillosamente extraño. Aquí Candela ha dicho algo muy interesante acerca de estos estelares, imagínenlos como las estrellas de Rock, ¿ah? Se iluminan por la energía que imantan. ¿Cierto?, pues su concierto es concurrido. —Sonríe y voltea hacia mí—. Has observado muy bien, el caso que no hace del todo mal, ¿por qué pensar que solo desarman, absorben? Si también tienen el arma de alinear, brillar y tal has dicho: crear lo nuevo.

—Son el centro de un todo, si ellos dan un inicio quizás, usted lo dijo, también pueden zanjar un período, pues entonces lo único que no comprendo: ¿cuál es la causa de que disipen por completo?

Recobro compostura, al considerar a Adams a la diestra de “S”, y dicha cercanía y atención de este; entonces ya no me siento tan cómoda como en un principio. Suelo enfebrecer mi estado, ante cualquier debate de interés acostumbro advertir un subidón de energía, y ya, reacciono por impulso. Seguro, el señor Clark trata de revertir y reformular hipótesis, y así nuevamente otra disputa dará inicio.

—¡Ja! Esto merece un premio. ¿Puedo?

Estoy desconcertada, parpadeo, aunque asiento contestando a su pregunta. La presión de sus dedos es sutil, al colocar adhesivos de estrellas sobre mis pómulos, al momento sonrío al profesor Clark, él hace esto a cada alumno que logra oponerse, o dar inicio a un tema el cual quiere que concluyamos nosotros mismos. Cuando está bañando mi rostro recreando una constelación, una potente música lo interrumpe, por consecuencia este ciñe su cejo. El teléfono de mi compañero Adams, resuena a nuestro lado, y segundo después se enciende la alarma del término de hora.

El profesor Clark ya de pie, dijo.

—Señor Adams, usted escucha lo que opino sobre los móviles en clase. Queda advertido.

—Lo siento, ya, ya no volverá a repetirse. Perdón.

—Ajá, mmm, ¿qué banda es esa? La del tono…

Adams boquea confundido, luego se compone y sonríe viéndonos.

—E-es, son fabulosos señor, y curioso, su nombre es muy oportuno, se llaman Quasar.

Clark menea su índice, mientras cabecea en reconocimiento, en cuanto a mí, solo los observo sin comprender.

—Oh, ya sabía yo, mi hija me tiene loco con esos chicos. Pero, entre nos, me agradan. —Diciendo eso se aleja hacia su escritorio—. ¡Hasta la próxima, alumnos! Nos veremos y en esa oportunidad quiero mucho del tema. Infórmense, e instruyan sus propias teorías, tal vez se ganen más que estrellas.

Aclara, y en eso revela la gran ese, común en color rojo[1], que sutilmente esconde debajo de su camisa.

Se escuchan chismorreos y más risas. Lo curioso que gran número de alumnos están dentro del salón, muy diferente a otras clases que casi siempre pelean por quien sale disparado primero. Recojo mis cosas, tratando de apurarme y llegar al metro sin demoras. Aún el tráfico a estas horas es apenas tranquilo.

—Hasta la próxima Candela.

—Chao, Adams.

Corro, presurosa cruzando el campus, casi llego, en tanto en los portones de UV.LA, noto los elevados risos de Melissa. Al verme entre personas, esta salta de un lado a otro, haciendo que rebote el estuche de su violín. Mi amiga continúa en lo suyo como un canguro.

—¡Ey, aquí Candela! ¡Aquí!

Llego hasta ella y soy atrapada en un caluroso abrazo. Melissa se aleja sonriente, mientras yo la imito.

—Que energía Mely…

—Ay, no tengo mucho tiempo Cande. —Me ve confundida—. ¡¿Otra vez te ha puesto eso en todo tu moflete?!

Dice al pasar todas sus palmas sobre mis mejillas, al hacerlo recuerdo las pegatinas.

—Deseo algo de ti, ¡te he alcanzado necesito que me hagas un gran favor!

Sin más comenzamos a andar, y en ello la contemplo con aprensión.

—¿Y bien?

Sin decir más la escucho, viendo como gesticula sin disimulo su entusiasmo. Mi mejor amiga ama la actuación, y sí, afortunadamente vive en la gran ciudad del cine. Pues eso no lo hace nada fácil tampoco, Melissa se ha presentado a numerosos castings, yo ya me he aburrido de verle ir y venir con su bella carita larga de tanta tristeza, luego de quedar fuera.

—Esta vez es diferente morena, siento que esta es mi gran, enorme oportunidad. ¡Debo tomarla por los cuernos!

Río, echando mi cabellera negra fuera de hombro.

—Frena eso Candela, tienes que cubrirme el turno en la librería. Si falto, tu mamá va a matarme.

Resoplo, en seguida me abanico el rostro debido al calor. En Los Ángeles, de pie sobre la calle, hay demasiado fuego, me está matando, y eso que nací y admito, moriré en este sitio. En otras palabras, por un día, tan solo uno, quiero un cambio. En otro caso, quizás algo frío, que me erice por completo, fantaseo, he hecho de mi vida una rutina.

—Por qué tan callada Cande, dale, dime que sí. ¿Siií?

Melissa imita un perfecto tono en español, en efecto el acento no es del todo acertado.

Mhm, eso te va a costar.

—Qué, qué quieres a cambio… Quién me ha despertado, obtendrá de mí los mejores deseos. Pide mi señora.

—Oh, ya cállate. Ese es el papel el cual interpretarás, es enserio, ¿Aladino?

—No, solo se me vino en mente. Además, no me sienta lo de Genio.

Trato de concentrarme donde vamos, ya casi, estamos cerca de nuestro medio de trasporte. Tengo pensado cambiar mi ruta, ya que pretendo hacerle el favor. Aunque ella aún no lo sabe.

—Quieres que comparta todo un año Netflix contigo, hecho. ¿Mi ropa?, listo. ¿Algo más? Ah, escucharte sobre tu espacio, estrellas y números infinitos. Sin peros. —Le tomo de su chaqueta, y pretendo cruzar la vía sin que ella sea atropellada por un remolque. Al llegar al otro lado me detengo, y fijo mi mirada en sus perfectos ojos verdes.

—Ya. Lo haré, está bien. Acepto, un canje muy jugoso.

—Va, va, ya sabía yo que no me eliminarías lo de escucharte hablar de tus hobbies. Eres perversa Candela Long.

Revuelve mi cabellera, mientras se queja sobre escucharme hablar de astros, luego continuamos el camino hacia el centro. Después de mucho, no he sido testigo del apuro de mi amiga, nunca llega a tiempo a ningún sitio. Excepto las audiciones, motivo extra. Alcanzando el primer bulevar la gente ronda sin detenerse, los imito, en tanto soy rodeada de pensamientos.

—Debo avisarle a mamá que no me encontrará en casa.

—No te preocupes.

Giro rápidamente el cuello en su dirección, gracias a la velocidad de rotación me da un dolor agudo en él, enseguida masajeo la zona.

—Lo tuyo es grave, prácticamente todo el año o casi durante he sido tu agenda, y ahora vas y me ganas. Bendito cast.

Me carcajeo, su cara me dice: “Estás exagerando”. Ella bufa y repite.

—Mira que eres una exagerada.

Continúa renegando, y en eso, un bus estaciona frente, arrojando su humo directo en nuestras narices. Ambas tosemos sin contenernos, y cuando logro calmar mi garganta y alejar el sabor amargo, sin más dilatación, le estoy gritando a su conductor. Melissa me toma del antebrazo, tratando que baje la voz. La veo realmente mortificada, es que casi nadie se ha aludido la realidad en la cual estamos. Qué mundo cruel.

Ella me deja espacio, una vez nota que el vehículo avanza, y al tris defino la imagen de difusión que se adhiere en chapa, en un tamaño visible para transeúntes; al fin y al cabo, mi curiosidad no necesariamente es en cualquier publicidad. Una tipografía moderna resalta en color neutro, y casi en cámara lenta logro leer el título. «Quasar.» En mi memoria surge el recordatorio, el momento exacto cuanto he escuchado el tono de llamada en el móvil de Adams.

Un sonoro suspiro al fin despierta mi retardo, oigo a Melissa.

Es ahí que recorro el trayecto del colectivo hasta perderle de vista.

—Uf, quien pudiera tener ese par observándote. Ni hablar, si me canta al oído.

—¿De qué hablas?

—Eh, es en serio, ¡a él me refiero!

Parpadeo, y en cuanto volteo mi concentración en Mely, descubro su mano extendida en dirección al andén del frente, al otro lado en avenida; un gran cartel de difusión cubre parte de una azotea sobre un edificio. Parece de risa, es el doble de tamaño del anterior, con singular efecto, impacto y medio me llevo.

Trago el grueso nudo, y froto mis pestañas pintadas, creo dejar máscara por todo mi ojo izquierdo.

Imaginen que los quasares y sus vientos y su magnetismo, tienden a obrar con las estrellas, como bailando con ellas, pudiendo de esa forma refractar y colorear unos aros de un añil tal, dejándote sin aliento. Un increíble espectáculo que indagar. A mi parecer, sería lo más hermoso de lo que podría ser testigo. Hasta ahora. Porque esos luceros que están impresos en aquella imagen, son un verdadero quasar.

—Wao.

—Sí, wao. Esta banda está en su momento, aunque lo mejor es su vocalista, Alioth. Es un bombón, claro, a más de talentoso el chico, hay que decirlo.

—¡¿Alioth?! Vaya, después de todo, llego a comprender lo de su banda. Si su nombre…

Melissa toma el aspecto de sospecha, responde.

—No me digas.

—Sí, es una estrella que es parte de Osa Mayor, es muy brillante, y esta es la cola y es la más cerca…

Mi amiga cruza sin aviso, haciendo un movimiento de hastío con sus brazos.

—¡Ay Dios, matarme con un gran, el más grande de los meteoritos! —Continúa avanzando sin mí, allí frenética diviso a ambos lados de vía, y luego de no prever peligro; mis sentidos se detienen por un instante en dicho y bendito afiche. Inclino mi cabeza, tratando de adivinar si la fotografía tiene exceso de Photoshop—. ¡Ey, Candela vienes, debo avanzar! —Niego, me encuentro atenta en aquellos fanales de un vibrante azul quasar—. Uy-uy ¡alguien se ha enamorado!

Suspiro, avergonzada ante aquel resuelto grito, y trato de despejarme, eventualmente observo en su dirección, ella se encuentra riendo.

—Ya para tonta.

Minuto más tarde, hace una reverencia y alza su brazo en un expresivo saludo, se despide, en tanto crea un signo al modo religioso. Diciéndome que necesita de mucha ayuda en casting. Nos mandamos un corto beso, y dibujo un corazón con mi índice sobre mi blusa. Melissa dice un silencioso “gracias”, pronto sostiene el instrumento y ligero voltea, emprendiendo hacia destino.

Me quedo viendo su silueta, y a sus risos rebotar hasta perderle de vista. Al instante recuerdo que debo llegar a la librería, obligatoriamente cubrir el turno de Melissa. Si no lo cumplo, mi madre nos matará a ambas y esta vez; sin tomarla ni beberla, llevaría la peor parte, solo por ser familia. Bufo, y arreglo mi cabellera en alto, permito que suaves mechones largos caigan a cada lado de mi rostro, y casi sin querer miro por encima.

—Okey, ¿qué hago aquí, y colgada por ti? —El azul y expresión en ellos parece sonreírme, entonces devuelvo una dócil sonrisa, ahora bien, me alejo con algo de rudeza sobre mis talones, zapateando encamino a Angelo Books.

¡DEJA TU IMPRESIÓN DEBAJO EN LA CAJITA DE COMENTARIOS! <3Gracias.

[1] El profesor Clark, posee o hace referencia a la “S” debido a su nombre: “Clark” como Clark Kent, y refiere a que viene del espacio, como lo es el famoso personaje de Superman.

Les dejo la PLAYLIST en Spotify de la obra por si desean escucharla, esta novela incluirá género de fantasía, y romance.

Además, hallarán letras escitas por Alioth Mitchell ¿quieres conocerlo? Pues dentro de muy poco ¡en AMAZON!

Ahora puedes ir leyendo gratis en Wattpad

English Version

CHAPTER 1

A ray of light explodes from a dark center, and wonderful waves attract an energy, and incredible wake of intense blue. The film denotes how wonderful space is usually, and that is why today I am sitting in an astrophysics chair. Bored for some, great for me. They would be surprised what one discovers here, and even more so in the class of Mr. Clark “S”, they will know why he calls himself that. Professor S, stands in front of the huge screen and the spotlight, casting a long shadow on the wall, finally turns on the lights inside the classroom.

Blink, before the interruption.

“The quasars, really why are they phenomena? Are they something like a rock star? A priori: We will finish all converted and swallowed by black holes moved by their music.”

He stops the march of the video and begins his speech, now we are all attentive to your question or answer. I see him keep his pen in the front pocket of his shirt, and hopefully, he smiles pleased with him. I have said it: man loves challenges. That’s why I signed up for his tutoring, he is one of the best academics at the University. Well, I would never guess, how convincing it is when it comes to teaching.

“A center on a big stage … Students, imagine a magnetic being,” my sidemate shouts Magneto’s name, and laughs rumble in the room, including mine. “Aha exact, very happening Mr. Adams! Continuous;” The professor is placed in a casual way in support on his desk. “That makes him someone absorbing, and very, very explosive with such brightness, that is, he even vomits his ego. Near these there is an energy of billions, in other words, my eyes would burn.

Nod according to your example.

“Now you …” They say my name, then I look up from my notes. “Yes, thanks for the new contribution Adams. Ehm, what was it, ah yes. Candle. Tell me, what do you get from these Rock-stars?”

Increased laughter I think; It is one of the happiest subjects in astronomy. I harden my body in the seat, the fact is that my nerves do not affect me. Instead, I roll the pencil between my fingers, before creating any answer. I clear my throat, however, I am sure of myself. Said.

“They are supermassive, brutal light-eaters, they are parasites.” At my side, colleagues laugh. “I also consider; they are beautiful creators of true galaxies…”

Finally I turn off, before the silence of the students, in addition to referring to the man entered in years and in body and experience, who observes me seriously. I can notice it undoing my vague concept, however, it begins to move thoughtfully across the room. Again he advances and this time it is in my direction, I am anxious to see him climb the four rows, then move my companion Adams, and he stands together. He scratches his chin, and walks his gaze to everyone inside the place.

“They know that “ego,” that of the quasar, is very necessary. Its magnet is relentless to move, bring bodies closer, those that invite its light. It is a wonderfully strange phenomenon. Here Candela has said something very interesting about these stars, imagine them as the Rock stars, ah? They are illuminated by the energy they magnetize. Right?” Well, his concert is crowded. He smiles and turns to me. “You have observed very well, the case that does not do everything wrong, why think that they only disarm, absorb? If they also have the weapon to align, shine and as you said: create the new.”

“They are the center of a whole, if they give a start perhaps, you said, they can also settle a period, then the only thing I do not understand: what is the cause of dissipation completely?”

I recover my composure, considering Adams at the right hand of “S”, and this closeness and attention of this; Then I don’t feel as comfortable as I was at first. I usually get angry at my state, before any debate of interest I usually warn of a high energy, and now, I react on impulse. Sure, Mr. Clark tries to reverse and reformulate hypotheses, and so again another dispute will begin.

“Ha! This deserves a prize. May l?”

I am puzzled, blinking, although I sit answering your question. The pressure of his fingers is subtle, by placing star stickers on my cheekbones, at the moment I smile at Professor Clark, he does this to each student who manages to oppose, or start a topic which he wants us to conclude ourselves. When he is bathing my face, recreating a constellation, a powerful music interrupts him, as a result he sticks his brow. My companion Adams’ phone rings at our side, and second the second time alarm goes on.

Professor Clark is already standing, he said.

“Mr. Adams, you hear what I think about mobile phones in class. Be warned.”

“I’m sorry, now, it won’t happen again. Sorry.”

“Aha, mmm, what band is that? The tone…”

Adams gasps confused, then composes and smiles seeing us.

“I-it’s, they’re fabulous sir, and curious, their name is very timely, they are called Quasar.”

Clark wiggles his index, while nodding in recognition, as for me, I only watch them without understanding.

“Oh, I already knew, my daughter has me crazy with those boys.” But, among us, I like them. Saying that, he walks away to his desk. Until next time, students! We will see each other and on that occasion I love the subject very much. Inform yourself, and instruct your own theories, you may earn more than stars.

It clarifies, and in that reveals the great that, common in red [1], which subtly hides under his shirt.

Gossip and more laughter are heard. The funny thing that a large number of students are inside the classroom, very different from other classes that almost always fight for who gets shot first. I pick up my things, trying to hurry up and get to the subway without delay. Even the traffic at this time is barely calm.

“Until the next Candle.”

“Chao, Adams.”

I run, hurried across the campus, almost arrived, while in the gates of UV.LA, I notice Melissa’s high laughter. When he sees me among people, he jumps from side to side, bouncing the case of his violin. My friend continues in her own as a kangaroo.

“Hey, here Candela!” Here!

I reach her and I am caught in a warm hug. Melissa walks away smiling, while I imitate her.

“What energy Mely …

“Oh, I don’t have much time, Cande.” “She looks confused.” Have you put that on your whole skunk again ?!

He says when he passes all his palms on my cheeks, in doing so I remember the stickers.

“I want something from you. I’ve reached you. I need you to do me a great favor!”

Without more we begin to walk, and in it I contemplate it with apprehension.

-And good?

Without saying more, I listen to her, watching her gestures without dissimulation. My best friend loves acting, and yes, fortunately she lives in the big city of cinema. Well, that does not make it easy either, Melissa has appeared to numerous castings, I have already got bored of seeing him come and go with his beautiful long face of so much sadness, after being out.

-This time is different brunette, I feel that this is my great, huge opportunity. I must take her by the horns!

Rio, throwing my black hair off shoulder.

“Candela stops that, you have to cover my turn in the bookstore.” If I’m missing, your mom is going to kill me.

I snort, I immediately fan my face due to the heat. In Los Angeles, standing on the street, there is too much fire, it is killing me, and that I was born and I admit, I will die in this place. In other words, for one day, just one, I want a change. In another case, perhaps something cold, that makes me stand up, fantasize, I have made my life a routine.

“Why so quiet Cande, give it to me, tell me yes.” Yes?

Melissa imitates a perfect tone in Spanish, in fact the accent is not quite right.

“Mhm, that’s going to cost you.”

-What, what do you want in return… Who has woken me up, will get the best wishes from me. Ask my lady.

“Oh, shut up.” That is the role you will play, is it really, Aladdin?

“No, it just came to mind.” Besides, I don’t feel about Genius.

I try to concentrate where we are going, almost, we are close to our means of transportation. I plan to change my route, since I intend to do the favor. Although she doesn’t know yet.

“You want me to share a whole year Netflix with you, done.” My clothes? Ready. Anything else? Ah, hear you about your space, stars and infinite numbers. Uncomplainingly. “I take him from his jacket, and I intend to cross the road without her being hit by a trailer.” When I get to the other side I stop, and fix my gaze on his perfect green eyes.

-Already. I will, it’s fine. I accept, a very juicy exchange.

-Go, go, I already knew that you wouldn’t eliminate me from listening to you talk about your hobbies. You are perverse Candela Long.

Stir my hair, while complaining about hearing me talk about stars, then we continue the path to the center. After a long time, I have not witnessed my friend’s trouble, she never arrives on time anywhere. Except auditions, extra reason. Reaching the first boulevard, people roam without stopping, I imitate them, while I am surrounded by thoughts.

“I must tell Mom that she won’t find me at home.”

-Do not worry.

I turn my neck quickly in its direction, thanks to the speed of rotation it gives me a sharp pain in it, immediately massaging the area.

“Yours is serious, practically all year or almost during your schedule, and now you go and win me.” Blessed cast

I laugh, his face tells me: “You’re exaggerating.” She snorts and repeats.

“Look you’re an exaggeration.”

He continues to deny, and in that, a bus is parked in front, throwing its smoke directly into our noses. We both cough without restraint, and when I manage to calm my throat and remove the bitter taste, without further expansion, I am shouting at his driver. Melissa takes me from the forearm, trying to lower her voice. I see her really mortified, is that almost no one has alluded to the reality in which we are. What a cruel world.

She leaves me space, once I notice that the vehicle is advancing, and to the tris I define the diffusion image that adheres to sheet metal, in a size visible to passersby; After all, my curiosity is not necessarily in any publicity. A modern typeface stands out in neutral color, and almost in slow motion I can read the title. Quasar. In my memory comes the reminder, the exact moment when I heard the ringtone on Adams’ cell phone.

A loud sigh finally awakens my delay, I hear Melissa.

It is there that I travel the route of the collective until I lose sight of it.

“Ugh, who could have that pair watching you.” Not to mention, if he sings to my ear.

-What are you talking about?

“Hey, it’s serious, I mean him!”

I blink, and as soon as I turn my concentration on Mely, I discover his outstretched hand in the direction of the front platform, across the street; A large broadcast sign covers part of a roof over a building. It seems of laughter, it is twice the size of the previous one, with singular effect, impact and half I take.

I swallow the thick knot, and rub my painted eyelashes, I think I leave a mask all over my left eye.

Imagine that the quasars and their winds and their magnetism tend to work with the stars, as if dancing with them, thus being able to refract and color some rings of such an indigo, leaving you breathless. An incredible show to investigate. In my opinion, it would be the most beautiful thing I could witness. Until now. Because those stars that are printed on that image, are a real quasar.

-Wao.

“Yes, wao.” This band is in its moment, although the best is its vocalist, Alioth. It is a chocolate, of course, more than talented the boy, it must be said.

“Alioth ?!” Wow, after all, I get to understand his band. If your name …

Melissa looks suspicious, responds.

-Do not tell me.

“Yes, it is a star that is part of Ursa Major, it is very bright, and this is the tail and is the closest …”

My friend crosses without warning, making a bored movement with her arms.

“Oh God, kill me with a big, the greatest meteorite!” —Continue advancing without me, there frantic divide on both sides of the road, and then not anticipating danger; My senses stop for a moment in saying and blessed poster. I tilt my head, trying to guess if the picture has too much of Photoshop. Hey, Candela you come, I must move on! “Niego, I’m attentive in those fans of a vibrant blue quasar.” Oops, someone has fallen in love!

I sigh, embarrassed at that resolute scream, and try to clear myself, eventually I look in his direction, she is laughing.

“Now for a fool.”

Minute later, he bows and raises his arm in an expressive greeting, says goodbye, while creating a sign in the religious way. Telling me that you need a lot of help in casting. We sent each other a short kiss, and I draw a heart with my index on my blouse. Melissa says a silent “thank you”, soon holds the instrument and turns slightly, embarking on destiny.

I stare at his silhouette, and his laughs bounce until he loses sight of him. I instantly remember that I must arrive at the bookstore, necessarily covering Melissa’s turn. If I don’t comply, my mother will kill us both and this time; Without taking it or drinking it, it would take the worst part, just because it was family. Bufo, and I fix my hair high, I allow soft long locks to fall on each side of my face, and almost unintentionally I look over.

“Ok, what am I doing here, and hanging for you?” “The blue and expression on them seems to smile at me, then I return a docile smile, but now I walk away with some rudeness on my heels, stomping on my way to Angelo Books.”

[1] Professor Clark owns or makes reference to the “S” due to his name: “Clark” as Clark Kent, and refers to the fact that it comes from space, as is the famous Superman character.

LEAVE YOUR PRINT BELOW IN THE COMMENT BOX!

Thank you.

TERROR, GÓTICA Y AMOR

El destino te encadena a mí para siempre… El fantasma de la ópera. Gastón Leroux.

La narrativa gótica es un género literario nacido durante el siglo de las luces en 1764. Este se relaciona con el terror y si bien comparte ciertas características que los asemejan, este se diferencia por la falta de verosimilitud contextual. (No transcurre en la misma época que en la que se encuentra el lector, sino que cuenta con escenarios medievales).

Las características de este género pasan en primer lugar por una ambientación romántica: paisajes sombríos, bosques tenebrosos, ruinas medievales y castillos con sus respectivos sótanos, criptas y pasadizos bien poblados de fantasmas, ruidos nocturnos, cadenas, esqueletos, demonios…

Narrativa gótica/ Wiki

Photo by Engin Akyurt on Pexels.com

El romanticismo oscuro (`Dark Romanticism´, en inglés) es un subgénero literario surgido en el siglo XIX a partir del movimiento filosófico denominado transcendentalismo.​ Las obras de este subgénero, pues, se vieron muy influidas por el transcendentalismo, aunque no comulgaban con sus ideas. El romanticismo oscuro, a grandes rasgos, se manifiesta mucho menos optimista que aquel acerca de la condición humana, la naturaleza y la divinidad.

Romanticismo oscuro, Wikipedia

Amo el amor, la idea apasionada del romance oscuro, aunque no haya duda, en este concepto de la literatura los grises con tonos de rosa no existen, entonces el negro y rojo predominan, ah señoras y señores, el drama, se torna dulce… sombrío y dulce. ¡Terrofomántico!

Glosario de Majo. ¡Terrofomántico! (Dicese de la unión entre terrorífico+romántico.)

No hablo de lo tóxico en la literatura actual, chis, no. Hablemos del romanticismo oscuro y con algo de suspenso. Al preferir este estilo, quizá desde un comienzo esperas sufrir a modo de condenado, con un amor iracundo e intranquilo. Sin embargo, estamos conectados hasta la última palabra, apasionados con una narrativa de personajes complejos, sin malos ni buenos, figuras tan humanas que llegamos a amar, con aquella misma locura o pasión con la que marcan en sus líneas y narración. Al final, como recompensa, sufriremos, lloramos, o nos asustamos con la manera de resolver una trama -que además- da miedo.

Autores del romanticismo gótico fueron influenciados por la literatura gótica, que nació en Inglaterra, esta nos adentra en narrativa macabra con elementos sobrenaturales, habiendo enormes mansiones encantadas, efectos paranormales, etcétera. La gran diferencia, es que tienden al terror, el romanticismo oscuro se fija en pensamientos sombríos, pero a su vez contienen hechos del esceptisismo humano.

En la actualidad, se ha dado otra vez una completa tendencia, atrapando a gran masa de lectores, pues bien, los medios editoriales han apuntado fuertemente a este como género juvenil, tanto para adolescentes o adultos, con autores muy vendidos, y luego siendo best seller. Es la combinación: entre la ficción, en categoría del terror y romance. Incluye (y no menos interesante) escenarios cargados y tétricos, fluyen dando “la atmósfera”, con narrativas decoradas en sus libros, hasta con sentimientos obsesos y extremos.

Viajeros, ustedes que sienten ante la asombrosa expresión del género manchado con el suspenso, terror con matices apasionados, ante la belleza del romanticismo oscuro… No sé, si a ti, o a ti, te agrada, para mí es una tonalidad perfecta.

Literatura

COMARCA

“Once upon a time” may not be the word to describe a dream, which I had a few nights ago.

Perhaps, I should start the story with, “There will be a day” … which I will walk on a green grass, with the cool breeze slipping through the linen garments. Whip your hair, just as I wear it in the present, with loose laughs, only that they will no longer be obsidian, but their strands will have a beautiful gray. While I was smiling, one of my sons was walking behind me, I never got to see his face, nor have I noticed if he is just as beautiful as he is until now, or more, who knows. I was just following in my footsteps, watchman.

My old person, walked among equally smiling and kind people, I got to observe a town, a region, with not so high buildings, although they were very strange and futuristic. Its ceilings were dyed emerald green. Its walls were of an intense silver. And I came to the conclusion, meanwhile, my old being advanced, that that moment, in that, my future, perhaps ours or perhaps that of a part of humanity; there is peace, without war of diseases, without poor governments and, far from the Elite elections.

There, there will be a region.

COMARCA

“Había una vez”, quizás no sea la palabra para describir un sueño, el cuál hace unas noches he tenido.

Tal vez, deba empezar el relato con, “habrá un día”… el cuál caminaré sobre un pasto verde, con la brisa fresca colándose a través de las prendas de lino. Azotasen el cabello, tal cuál como lo llevo en el presente, de sueltos risos, solo que ya no serán de color obsidiana, sino, sus hebras estarán tenidas de un bello gris. Mientras, yo sonreía, detrás de mí marchaba uno de mis hijos, nunca llegué a ver su rostro, tampoco he notado si es igual de bello que lo es hasta ahora, o más, quién sabe. Solo seguía mis pasos, vigilante.

Mi persona ya anciana, paseó entre personas igual de sonrientes y amables, llegué a observar a un pueblo, una comarca, con edificios no tan altos, aunque eran muy extraños y futuristas. Sus techos se teñían de verde esmeralda. Sus paredes, eran de un intenso plata. Y llegué a la conclusión, entretanto, mi viejo ser avanzó, que ese instante, en ese, mi futuro, quizás el nuestro o tal vez el de una parte de la humanidad; exista la paz, sin guerra de enfermedades, sin pobres gobiernos y, lejos de la elecciones de Elite.

Allí, habrá una comarca.

Relato escrito por

Majo.Sr

13 & 13

Entrevista a

Escritora Nessa Simmons

Me llamo Vanessa, tengo 24 años y soy ilustradora.

Empecé en el mundo de la escritura allá por el año 2010. Entonces no escribía más que fanfiction, pero siempre supe que lo que realmente deseaba compartir eran mis propias historias, mis propios personajes, mis propios mundos. Y todos ellos suelen versar sobre el romance y la fantasia con su justa dosis de acción y aventura.

Hay dos autoras que tomo por ejemplo cada vez que abro un documento de word: J.K.Rowling, por hacerme creer en la magia; y Nalini Singh, que con cada uno de sus libros me enseña algo. Son geniales

¿Qué os puedo decir sobre mí como persona?
Estoy loca por el anime, debería jugar menos al World of Warcraft, y mi adicción al chocolate cada vez es más grave.

Biografía extraída de Wattpad.
WATTPAD USUARIO

Si pudieras ser un animal, ¿cuál serías?

Un lobo, sin lugar a dudas. No solo son bonitos, sino que la forma en que una manada funciona me parece fascinante, ya sea en lo bueno o en lo malo.

¿Cuál sería tu eslogan?

‘’Vive y deja vivir’’.

¿El último libro malo que te has leído? ¿Qué género no lees con regularidad?

Puede que ‘’Fiebre oscura’’ de Karen Marie Moning. Y lo que menos leo seguramente sean libros de terror.

¿Tu sentido favorito?

La vista. No hay nada que me guste más que ver cosas bonitas.

¿Qué riesgos te parece que vale la pena intentar en el mundo?

Bueno, realmente no creo que haya un riesgo que no valga la pena. Depende de la persona, de su objetivo y sus circunstancias. En algún momento todos mandamos las consecuencias al infierno y solo nos lanzamos de cabeza. Aunque sea solo durante ese instante de locura, el riesgo lo vale.

Si lo llevamos a un terreno más práctico, puede que las drogas. Consumirlas es un riesgo estúpido y la gente debería ser más consciente de eso.

¿Prefieres leer ficción o no ficción?

Ficción, sin duda. Es lo que más leo con diferencia.

(Totalmente de acuerdo).

Si escribieras todo lo que te ha ocurrido hasta ahora en un libro, ¿crees que la gente lo querría leer?

No lo creo. Pienso que hay personas que tienen historias de vida tan interesantes que merecen ser contadas, pero la mía es bastante corriente. Me gusta leer –y me gusta aun más leer fantasía por ello- para escapar de la realidad. No creo que alguien querría leer sobre mi vida porque seguramente sea parecida a la suya en muchas formas.

Si pudieras saber tu futuro… ¿Aprovecharías la información o preferirías que la vida te sorprendiera?

Aprovecharía la información. Perdería una parte de la emoción, pero me parece una pérdida razonable si puedo evitar las cosas malas.

Si fueras un topping de pizza, ¿cuál te gustaría ser?

El queso.

😀

Algo más, diré un tema musical o sonido, una imagen, además comentará lo que le inspiran, junto a un objeto favorito que posea en su escritorio o habitación.
De todos estos, dirás una sola palabra que te provoca, por oído, vista y tacto (describir sentimiento).

UNA CANCIÓN:

La canción ‘’The seed’’ me inspira fuerza. Fuerza y golpe de consciencia acerca de la naturaleza.

Viaggio_ Ojalá más gente pensara así, una colectividad hace falta, y no personas que creen que es un movimiento que pasará de moda.

UNA IMÁGEN:

Avaricia

Tu objeto favorito es:

Mi objeto favorito en mi mesa es una piedra de citrino. Me gusta apretarla en mis manos cuando siento que estoy falta de creatividad.

Trabajos de Nessa

Una escritora que a lo largo de los años ha trascendido como escritora, y en su talento con el arte. ¡Una diosa con sus manos! Amo sus ilustraciones. ❤ Si gustas puedes seguirla, y leer sus obras, y recorrer sus hermosos trabajos.

RECOMENDACIONES DEL MES

 

¡Hola mis viajeros, aquí he venido para dar mis lecturas y recomendaciones en este día; inicio de la primavera 2018!

Hoy solo les colocaré un TOP 17 (aunque dentro hay una serie de obras compuestas por trilogías), obras de usuarios dentro de la PLATAFORMA DE WATTPAD.

Géneros por montones, más de diecisiete obras que quizás conozcas, o no.

Trilogías, incluso dos obras para leer del mismo autor, del género: Fantasía, ficción, drama, paranormales, juvenil adulto. Y más… ¿Quieres conocerlas?

 

Aquí Viaggio blog comparte con vos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Todos y cada uno de los libros, contiene en el menú desplegable sus links, pincha y te transportarás a sus mundos… Advierto; que cada cual contiene ROMANCE. ❤

Me despido y si le dan la oportunidad a alguno de estos maravillosos escritores, por favor comparte con nosotros tus opiniones, e impresiones. Además puedes recomendarnos o recomendar al que nos lea otras o más historias. (Todo en la cajita de comentarios).

🙂

¿Yo ya los he leído, y vos?

 

Microrrelatos… Iniciativa en Wattpad #2

Hola viajeros, queréis ver como damos continuación a lo que ha quedado aún inconcluso, deseas leer más sobre el concurso y sus participantes y finalistas. Pues aquí hoy mostraremos las entrevistas y estaré hablando de sus ganadores.

Como les he comentado en el anterior post, hoy les traigo una breve parte de lo que ha sido las entrevistas del fin del concurso, aunque no serán todas, al menos les daré para leer las que han dado (de antemano), el sí para transcribirlas aquí en nuestro blog de Viaggio.

¿Empecemos?

cap- insomnia2
<<Aficionada.
Hago realismo, porque no tengo imaginación.
Escribo mal, pero lo voy a hacer peor.
Poca poesía.
Muchos cuentitos random.>>

 

 

¿Tu experiencia en la plataforma es positiva? Explícanos por qué motivos.

  Me parece un buen lugar para compartir historias y también conocí gente copada. De hecho, este año creamos con un grupo el perfil de @CheArgentina con el fin de difundir no sólo nuestra cultura, sino también historias escritas en lunfardo. Siempre escribí cómo hablo, por eso me resulta tan extraño que muchos argentinos prefieran el «neutro». Que no existe, vamos. Es un invento de las traducciones. No se habla en ningún lado. El español es precioso y es reflejo de lo que somos. Para mí el lunfardo da carácter y realismo a un escrito. En fin… En líneas generales no puedo quejarme. Si me cuesta encontrar qué leer, es porque acá los mayores de veinte años escaseamos y nunca fui muy fan de la literatura juvenil. Hay excepciones, obvio. Conocí pibas muy jóvenes con muchísimo talento y lo triste fue ver cómo fueron dejando por falta de votos o comentarios. Ese es otro tema, somos muchísimos. Por eso creo que la difusión es tan importante entre escritores. A ver, yo cada tanto recomiendo qué leer, justamente, por esto: el desánimo.

 

¿Qué iniciativas te gustaría que se tomaran, tanto por parte de Wattpad como del resto de wattpadianos y wattpadianas, para que se fomente la camaradería entre todos?

  Por otro autor de acá, Jal, descubrí Sweek de casualidad. Y si bien no la uso casi, me parece genial que dentro de sus concursos oficiales le den el espacio a los participantes. Es decir, el perfil sube una obra con las bases del concurso y después otra obra donde todos pueden publicitarse. Como dije, ese es el tema, darse a conocer(…)

 

¿Cómo crees que deberíamos ayudar a las personas que recién empiezan a dar sus primeros pasos en la plataforma?

  Difundiendo. Yo todavía me sigo enfocando en obras con menos de mil lecturas. Será porque sé que lo que me gusta no suele vender. Pero a mí me funciona. Contrario a lo que varios sostienen, no me parece necesaria la crítica al principiante. Estoy muy en contra de la desvalorización del trabajo de un autor, sólo por la ortografía y el famoso cliché. A ver, la ortografía la dominás a medida que escribís. No hay mérito en los tildes y las comas que estoy poniendo. En algún punto se te vuelve natural. Y el cliché acá es una mala palabra y sirve para desprestigiar lo que venga, cuando es sólo un recurso más. Para mí es lógico que empiecen con lo más fácil y delimitado, incluso estereotipado. No es malo de por sí y encima vende. ¿Qué más querés? Cuesta años encontrar una voz y un estilo. Así que no me parece que sirva de nada atacar al que recién empieza, porque, vamos, recién empieza. Dale tiempo. Las mejores obras que leí acá, no estaban bien escritas. Pero tenían un mensaje tremendo. Eso es lo que hay que saber ver. Si hasta los autores profesionales tienen sus correctores.

 

-¿Qué te inspiró para escribir el microrrelato del concurso?

  Pergolini. Escucho muchísima radio y debo decir que Pergolini y su voz han inspirado mucho de mi trabajo. Casi tanto como la música. Esta vez fue con una boludez. Él había planteado, andá a saber por qué, la radio es así, que en un futuro íbamos a poder viajar en el tiempo, pero sólo para hablar con nosotros mismos. Y empezaron a tirar ejemplos. Algunos oyentes decían, me diría que me hiciera amigo de Messi o me diría que nunca salga con el boludo de mi ex, cosas así. Y en ese momento yo me acordé de mi viejo, que viene jugando al Loto desde que antes que yo naciera. Eso.

-¿Qué, en tu opinión, se podría mejorar dentro de Wattpad?

  Creo que lo que dije antes: promoción de las obras en los concursos de los perfiles oficiales(…). 

Hacer comunidad no es fácil. Algunas veces abro un mini club de lectura, también. Y lo del perfil argento me (nos) dio la oportunidad de difundir el lunfardo. Quizá empezar por ahí, en lugares donde se pueda compartir y mostrar nuestro trabajo. Eso ya está en cada uno. A todo esto, estuvo bueno el concurso. Leí cosas interesantes. Un gusto participar.

¿Y… Qué les parece?

Que así sea, a la hora de inspirarse que nada te detenga. Como a Jes, nada la detuvo al momento de escuchar la radio y con una voz y una ocurrencia, así nació su relato. ¿Curioso no? En mi opinión, un relato ¡muy ocurrente!

Adjunto imágen aquí debajo:

1552ab933864000a697451418200

 

Jajaja; está muy divertido. Y con el me despido, en la próxima veremos la otra entrevista de Daniela, (Link anterior entrada del Concurso), donde allí leerán los demás autores y esta entrevista completa, aquí.

 

Disculpen, en el próxima entrada estaré subiendo otro par, ya que hoy se me ha hecho muuuy tarde.

¡Nos vemos viajeros, en sus sueños! 😀

 

cap- insomnia3

USUARIO DE ESCRITORA Y POETA, JES— @ALADERIVA 

 

¡CONCURSO DE MICRORRELATOS EN WATTPAD!

Buenas, hoy les daré la presentación de un concurso, el cual he tenido el agrado de participar y ser uno más del staff en el jurado, y en cada uno de ellos, ya que no es el primero, ni tampoco será el último.

Gracias a la gran convocatoria de autores naranjas, su creadora una muy buena compañera que tengo el agrado de conocer: la escritora y una de las embajadoras dentro de la plataforma, Daniela Criado Navarro. (Link de usuario.)

Aviso; está cerrado, aunque aquí he decidido (como de costumbre),  compartirles a ustedes, la propuesta inicial junto a su desenlace final, así dar la presentación de los ganadores del concurso.

 

CONCURSO DE MICRORELATOS.jpg

 

Les contaré que esta vez no ha sido nada, nada fácil, ya que el concurso ha tenido un gran grupo, en cuanto a escritores sumados a la propuesta de Daniela, complicando el hecho de elección, sumando la cantidad de relatos de excelente nivel.

De mi parte les digo que amo leer diversidades, una de las bases que no se delimitaba eran los géneros, aunque a la hora de anotarse se debía respetar el límite de edad (+13), pautas acerca del contenido permitido por Wattpad… Pueden leer todo en wattpad, ya que hoy seré breve porque tengo mucho que mostrar. ❤

Al culminar la tarea y llegando al resultado de elección final, momento en cual se me complicó un poquito, por ello traté de ser minuciosa, también justa y valorar hasta el mínimo error, ya que los relatos los hay para todos los gustos y tipos de lectores. Muy originales, de verdad.

La cantidad exacta de inscritos fueron 120 (de los cuales hubo una baja de dos o tres micros), y con 18 microrrelatos finalistas. Uff, un chorro de lectura eh. 😛 Solo exagero.

Ustedes están invitados a leerlos, no sean vagos, ya sé que se irán a los ganadores…

shoddyelectricharvestmen-size_restricted

¡No, no viajeros eso está maaal! Dense la oportunidad de elegir cual de ellos les gusta, pues se los recomiendo, tendrán una muy buena lectura y su favorito entre todos ellos.

Estos cuentan con una cantidad aproximadamente de 50 palabras cada micro, aunque una autora optó por una sola (sí, han leído bien). 😉 Exceptuando a este autor, prácticamente la mayoría contó con la cantidad requerida por Daniela.

Feliz que le den una oportunidad, para leer el apartado con enlace y link de bases, explicaciones y listas de micros, clic en imágen con portada más arriba. ❤

Además cada uno de los jueces creó uno para alentar a los escritores, dándoles como parte de nuestro apoyo e inspiraciones hacia el concurso.

Dejo el mío debajo, porque hoy, apenas es la presentación e intro para que ustedes, mis viajeros, sepan de que va todo. Mañana organizaré la entrada, con cada parte de la primer entrevista que ha realizado Daniela, tampoco la publicaré completa en Viaggio Blog, ya que para ello está el sitio oficial, donde la podrán ver más extendida.

Recuerden que aquí se divulgan sitios y escritores de Wattpad, sin lucrar con nadie. Las recomendaciones son para conocer a nuevos autores, y dar chance a más lectores. 🙂

Me despido viajeros de letras, nos vemos en uno o dos días más tardar, con una nueva e interesante entrada.

¡Tengan muy buenas noches, y recuéstense con un buen libro, o tal vez leyendo un increíble microrrelato!

¿Quién sabe?

 

 

micro - JUNIO - JULIOJINETES Y FIERAS- MJ

 

 

 

 

LO QUE SE VIENE… 

ESCRITORA @Aladeriva-

-¿Tu experiencia en la plataforma es positiva? Explícanos por qué motivos.

  Me parece un buen lugar para compartir historias y también conocí gente copada. De hecho, este año creamos con un grupo el perfil de @CheArgentina con el fin de difundir no sólo nuestra cultura, sino también historias escritas en lunfardo. Siempre escribí cómo hablo, por eso me resulta tan extraño que muchos argentinos prefieran el «neutro». Que no existe, vamos. Es un invento de las traducciones. No se habla en ningún lado. El español es precioso y es reflejo de lo que somos. Para mí el lunfardo da carácter y realismo a un escrito. En fin… En líneas generales no puedo quejarme. Si me cuesta encontrar qué leer, es porque acá los mayores de veinte años escaseamos y nunca fui muy fan de la literatura juvenil. Hay excepciones, obvio. Conocí pibas muy jóvenes con muchísimo talento y lo triste fue ver cómo fueron dejando por falta de votos o comentarios. Ese es otro tema, somos muchísimos. Por eso creo que la difusión es tan importante entre escritores. A ver, yo cada tanto recomiendo qué leer, justamente, por esto: el desánimo.

Próxima entrada conocerás más de esta autora argentina, parte del CONCURSO MICRORRELATOS: DESCUBRIENDO ESCRITORES, por Daniela Criado Navarro.

 

II “Rojo inspira”

Buenos días colegas. Este sábado les presento la segunda entrega del proyecto “Rojo inspira”.

Les daremos a conocer a una talentosa escritora argentina, la cual tiene una muy buena cantidad de novelas escritas en Wattpad, además de autopublicar en Kindle.

El día de hoy les enseñamos una parcela de lo que es ella en conjunto a sus letras, el relato derivará de un extra de “Donde se esconden los ángeles”. Una obra de romance, con matices sensuales de la pluma de Daniela que te atrapan casi sin darte por aludido. ❤

Sin más les dejo para pasar un grato momento de lectura.

daniela

Rojo

Parte de “Donde se esconden los ángeles”.

Su compra había resultado más que efectiva; aquel liguero rojo lo estaba haciendo delirar.

Expectante, desde la ancha cama, Sebastián permanecía recostado y completamente desnudo ante ella. Ante su damisela. Sus brazos extendidos sobre las almohadas, su mirada sostenida por la lujuria, derretía a los polos mismos.

Con la boca reseca, miraba el contorneo de su ángel, el cual había encontrado en sueños cuando creyó morir y a quien amaba en realidades, en las que deseaba ser eterno.

Encendido por el color rojo sangre del atuendo minuciosamente escogido horas atrás en un shopping de Avenida Santa Fe y Coronel Díaz, a poco de su oficina, descubrió que era el mismo color que lo encendía en el ring cuando peleaba por sobrevivir. El mismo color de los guantes con los que llegaría a ser “El Tren”.

Daniela se removía tímida frente a él, insinuándosele provocativamente; acunando sus senos entre sus brazos, sabía el efecto que provocaba en su novio y próximo esposo.

Esa tanga de encaje rojo, en conjunto con un corpiño de tazas semi transparentes, eran indecentes y pensar en que él y su pudor lo habrían comprado, le concedieron un punto a Sebastián.

Mordiéndose el dedo índice, emitiendo risitas nerviosas, ella sentía que su novio aún la intimidaba y enceguecía en partes iguales. Todo su esplendor, su vigor de hombre aguerrido y potente, la deslumbraba hasta hacerla perder la conciencia.

Las largas y malheridas piernas de Sebastián no respondían todavía como él hubiera querido sobre todo después del atraco de Pavón, semanas atrás, al momento de la reyerta y su detención en lo de Daniela; no obstante los cuidados devenidos a partir de ese hecho, eran una delicia de la que no se cansaría jamás.

Agazapada, Dani avanzó sobre la cama y delineó el pecho marcado de su protector con la punta de su nariz, hasta llegar al cuello palpitante de su presa. Con el filo de sus dientes, raspó la vena hinchada de Sebastián, logrando que sus respiraciones pidan piedad.

—Hoy será mi turno de tomarle lección, Profesor Alcorta —ella entonó una sugerencia íntima.

—Creo que no he estudiado lo suficiente. —Sebastián no contuvo su ardor, sujetando brutalmente a Dani por sus muslos traseros, clavando sus garras de hombre excitado en los glúteos de ella—,  ¿qué podría hacer para ganar una buena nota?

—Pues tendrá que hacer mucho, pero mucho mérito… Dani jaló el labio inferior de Sebastián, tras ronronearle su dictamen.

Y fue entonces, que practicaron durante toda la noche y parte del día siguiente, viendo cuáles serían las posibilidades de que Sebastián aprobase la materia dictada por Dani.

 

16409698_1011536778990801_2014816672_o

*Click en imágen. Link de obra*

separadores-de-texto5

¡Wow! ¿y bien?, esto ha sido, uff…, espero que les haya gustado tanto como a nosotros de una parte, una pequeñísima parte de lo que les espera en wattpad, de la obra “Donde se esconden los ángeles”.

Y aquí para conocer más de su creadora; les presentamos una breve entrevista.

 

V—¿Qué te ha parecido la propuesta del blog? ¿Nos has leído, y da igual sino, no hay problema, ¿pues qué te parece el contenido de Viaggio?

D—¡¡¡La propuesta fue una oferta irresistible!!! Hoy en día, nosotras/os, muchos como yo aspirantes a escritores,  el único modo que tenemos de que nos reconozcan, es mediante el spam en distintos grupos/redes sociales. En lo particular, al escribir romance erótico, las puertas suelen estar más cerradas que abiertas; no son tantos los blogs que gustan de reseñar o incorporar en sus contenidos algo de este género, fuera por los motivos que fuera (respetable ciento por ciento) así que más que agradecida por esta posibilidad.

En cuanto al contenido, es dinámico y llevadero de leer.

V—¿Se te ha hecho dificil la propuesta, de “Rojo inspira”? ¿Te parace esta una buena idea para acompañarnos (a nosotros) escritores de Wattpad a mostrar más de lo que hacemos en la biblioteca digital?

D—No difícil, pero siendo que “Donde se esconden los ángeles” era una historia que tiene varios años de escrita, fue tomarme un tiempo para volver a ponerme del otro lado y ver cómo incorporaba la consigna dentro de la trama. Pensé entonces, en un “extra” del final.

V—¿Dinos cuántas obras has escrito?

D—16 terminadas (algunas en edición ortogramatical pero una a la venta en papel) y una en proceso creativo, eso en cuanto a novelas. Después tengo un apartadito con participaciones de microrrelatos en concursos o desafíos de otros participantes de wattpad.¿Y cuál es tu personaje favorito dentro de “Donde se esconden los ángeles”?

Creo que sin dudas, el personaje que más me gustó fue el de Sebastián. Muchos quizás puedan tildarlo como el típico  “chico complicado con pasado tortuoso y que no se enamora fácil”, pero es más que eso. Fue desarrollar su personalidad en un entorno particular, desmembrar el por qué de su personalidad, componerle una situación emocional que justifique su modo de actuar en determinadas situaciones.

Sebastián es un personaje complejo con una constante dualidad que constantemente lo atormenta: él siente que es su juez y parte.

“Donde se esconden los ángeles” es una novela erótica costumbrista, en la cual podés identificar varios personajes con los que uno, en la vida cotidiana se identifica o se rodea: la amiga charlatana que te describe con pelos y señales sus salidas, un amigo “gamba” que te psicoanaliza en dos minutos (lo que diríamos te da vuelta como una media), el amigo que te merodea y al que no le das bolilla ( y mantenés en la friendzone)…

¿Cuál de ellos te ha acalorado, o emocionado a la hora de pasar a una escena…?

(Esa que te parece que al lector lo tocaría realmente, junto a los sentimientos que vos has depositado allí al crearla.)

 Hay dos instancias fuertes (a mi criterio) en la novela que son muy sensibles (trataré de no hacerme autospoiler hablando genéricamente) Una, es el momento en que Sebastián comienza a abrirse. No lo hace de golpe sino en un contexto determinado y ante una persona en particular; traté de ser detallista en muchos de esos puntos y fue difícil ponerme en la piel de alguien que realmente hubiera pasado por eso. La segunda, está más relacionada con el final, con el giro de la historia.

V—¿Qué tal si te colaras de improvisto en el mundo de tus historias, la que damos aquí en mención, ¿cómo actuarías?

D—No sé, no me puedo imaginar un personaje más dentro de la novela. Creo que los que están cumplieron bien su rol y que arruinaría su trabajo (risas).

;)

 

V—Te doy un sinónimos de rojo y tu me creas una oración: “Escarlata”.

D—”Sus labios color escarlata transmitían el calor de mi anidar en su cuerpo.”

 

V—Nombra un tema de los RedHotChiliPeppers que te agrade. Y que tal si su cantante 149695anthonykiedis2gifte leyera, y te creara un tema, ¿con cuál ritmo de sus canciones reales te agradaria tener identificando a tus obras y que pegue con tus escritos?

D—Mmm me la pusiste difícil porque no son de mis favoritos y soy de terror para hablar de música, pero haremos el esfuerzo: “I could die for you” es una linda canción. ¡Adoro cuando los hombres se muestran capaces de expresar sus sentimientos hacia una mujer! (introducir suspiro cursi, jajaja).

En cuanto al ritmo que le pediría que imite ( y la letra me parece muy atinada sobre todo para mis historias de romance), sería el de “Hard to Concentrate” me gusta porque arranca suave y de a poco, asciende en impacto (en ese aspecto identifico los comienzos de mis historias). Luego, la vibración de las notas, compaginadas con los coros más aflautados reflejan el nudo/conflicto de la novela y los vaivenes que padecen con el transcurrir de los capítulos.

Por último, se vuelve a un punto de intensidad musical que traducido en letras, es el final con ese giro que intento darle en el que generalmente lo asocio con una moraleja.

 ¿Que no sabía de música, eh? (Risas)

Llegamos al final…

Un agradecimienro a Daniela por acompañarnos en otra entrada del blog.

“¡Gracias totales!”

Link de usuario de @DanielaGesqui

:)

Bien esto es todo, deseo que hayan disfrutado, y les dejo un bezote, y pronto nos estaremos leyendo.

¡Hasta la próxima, mis amigos viajeros!

 

 

“Rojo inspira”

Buenas amigos de Viaggio, hoy no daré tantas vueltas al tema, comenzaremos de una y con ello presentando en este día rojo, ¿rojo? Pues sí, he dicho rojo, este color que tanto inspira, asusta, y sensibiliza.

Primer color el cual (posiblemente) nosotros hayamos nombrado, incluso por primera vez siendo unos niños. Un pigmento, que puede crear en ti muchas sensaciones, que tiene y ejerce en cada uno sentimientos pscicologicos diferentes. Pasiones, rabia, calor; entre muchas otras.

Además de poseer en nuestros cuerpos sangre tan roja, ocupando todo nuestro ser, desde la cabeza hasta los pies, ¿te sonrojas?, tu estado es la timidez, enamoramientos o verguenza. Sea por lo que sea, es este color es el que pone allí un efecto.

La cercanía y la extraversión también son cualidades asociadas al rojo. Es, por lo general, el color de los extrovertidos. En este contexto el color opuesto es el azul. Azul es lo frío, lo lejano, lo inmaterial.

Así qu están son las asociasiones para este pigmento:

Amor y odio, calor y pasión

Felicidad, cercanía y extraversión

Guerra, peligro, prohibido

Fuerza, agresividad y vida

Seducción, sexualidad, erotismo, pasión e inmoralidad

 

¿Y bien has sentido alguna? Y ahora daremos paso para que sumes más emoción, y lo que sentirás en relación a estos relatos, de la mano de talentosas escritoras de Wattpad. Obras, apenas un extra que es parte de su mundo de las letras, historias que ya pueden encontrar allí dentro de la biblioteca digital.

Comencemos con un mini capítulo de la novela de GirlProblem7 (usuario en Wattpad).

para-proyect-1

 

El Bosque Rojo

Capítulo “Corre mientras puedas…”

 

El nacimiento de un bebé para algunos es algo hermoso, un regalo, una bendición. Pero yo no pienso lo mismo. Desde que nací mi vida no ha tenido sentido alguno. No sé si es normal que lo piense, creo que no, no lo sé. Es algo confuso para mí y todo por mis padres haber traído a la primera de mis hermanas justo después de nuestra “típica” salida familiar. Luego vino la segunda junto con la tercera, un tiempo después la cuarta y por último la quinta. Todas mayores que yo. Ellas siempre evitaban que saliera de casa, no sé a qué le temían, vivir en el centro de un gran bosque daba la sensación de estar solo o al menos eso creía yo.

Un día antes de salir con mis padres, decido ir a caminar un poco por el bosque. Necesitaba despejar mi mente de tantos gritos y llantos. Siento que alguien me mira, no le doy importancia creyendo que son mis hermanas siguiéndome para protegerme pero ellas nunca visten túnicas negras.

–Tranquila, no temas. –Dice una voz distorsionada–. Es solo una mala pasada que te juega tu mente…

Entonces hay lo vi, solo era un anciano con una túnica negra con un aspecto algo tenebroso.

–¿Quién eres y por qué me sigues? –Pregunto con el ceño levemente fruncido.

–Soy Arthur y por tu larga melena roja como las hojas de los árboles del bosque… Sé que tú eres Bhianca Kardwen.

Mis ojos se abren como dos platos. Como es posible que él… Sepa quién soy.

–Te he estado observando y veo que eres muy “inocente” como para hacer esas atrocidades junto con tus padres, pero no me malinterpretes, estoy aquí para mostrarte algo.

Seguido de esto el anciano empezó a hacer extraños movimientos con sus manos, de repente un humo color cian y en el unas figuras se formaban. Un chico, cabellos castaños, ojos rayados entre azul y verde, sonriéndome. Luego una rosa blanca manchada en sangre que poco a poco la rosa absorbía transformándose en una rosa roja. Un pétalo cae y toma la forma de un bebé.

–Espera, aquí viene la parte más importante. –Dice el anciano serio.

Mis padres aparecen seguido de dos lapidas. Luego mis hermanas fulminando a aquel chico de ojos rayados. Siento un escalofrio en la nuca. El chico comienza a correr por lo que parece ser el bosque siendo perseguido por mis hermanas llenas de furia. Las imágenes desaparecen y el anciano también. Doy media vuelta y hay están mis hermanas, todas con el ceño fruncido.

Llegamos a casa y las dos que me llevaban de los brazos me lanzan al pequeño cuarto vacío, aún molestas una de ellas azota la puerta para luego cerrarla con llave. La habitación castigo, así la llamo yo. Sin ventanas, paredes sucias y sin un mueble, solo podía recostarme en el suelo de madera frío. Y solo me queda pensar en ¿qué fue todo eso que vi?

 

separadores-de-texto5

¿Que les parece?, una novela con alto contenido de misterio, como lo es la historia de Yuliana. También les presentaremos, además de sus letras, una mini entrevista para que sepas sobre la persona detrás de de la narración de “El bosque rojo”.

 

V— ¿Qué ha sido lo primero que se ha venido a la cabeza ante el desafío de Viaggio?

Y—Pues la verdad me sorprendí y solo dije: “WTF?”, como un millón de veces.

V— Dime que parte de tu personalidad te define el color rojo.

Y— Digamos que el rojo es toda mi personalidad ya que es con el que me defino, pues para mi el rojo es fuerza, pasión, liderazgo, fiereza y muchas otras cosas, pero sobre todo, ¡nunca significará amor para mi!

V—¿Qué cosas más raras has pensado escribir, y dentro de “El bosque rojo” qué personaje sacará un sonrojo, ya sea por enojo o timidez a sus lectores?

Y— Pues tengo pensado escribir libros y todos muy diferentes ya que como los gustos de cada persona varían, me encantaria tener muchos contenidos para mis lectores… ¿Y que personaje del Bosque Rojo sacará enojo o timidez?, pues honestamente es confidencial y lo único que diré es que es cercano a Bhianca.

V—¿Sí viajaras a un lugar, cuál escogerías? ¿Y qué tal si caes en el mundo, el mismo que recreas en tus historias?

Y—(Risas), muy buena pregunta, pues elegiría viajar a Francia. Visitar cada rincón de ella, y si en algún momento la tierra empieza a temblar y rajarse hasta un punto, en que se abre por el medio haciéndome caer dentro llevándome al mundo de mis historias, el que yo llamaría “El universo conocido”, sencillamente digo que me la pasaría genial entre correr riesgo, luchar contra demonios, ser una reina mágica, utilizar armas y vivir mi vida defendiendo aquel mundo del acecho malvado… ¡Sería una gran aventura que no me negaría a vivir!

V—¿Qué adjetivos me dices con la letra R?

Y—Pues Racional, Resistente, Risueño, Realista, Razonable, Riguroso, estos serían para mi los adjetivos que tengo con la “R”.

V—Y sí “R”-obert Pattinson se viste de rojo, y te invita una cena, ¿aceptarías? ¿Y si es un sí, y te deja plantada que “Regalo” le harías a favor?

Y—Si Robert Pattinson se viste de rojo, y me invita a una cena… Honestamente le diría que no, ni vistiéndose de rojo me convenceria. No es mi tipo. xDtumblr_mkj99g6idw1qmswi4o4_250

Él tiene ese no sé que, que me hace no odiarlo sino, ¡no pasarlo…! 😅
Muchas gracias por la grata y entusiasta participación de Yuliana, que ha decidido estar en nuestro blog. Y porsupuesto no olviden visitar su lugar en Wattpad.

Muy bien mis amigos viajeros, “colorín colorado este cuento se ha acabado”.

Hemos llegado al final de este primer post exclusivo para autores y escritores dentro de Wattpad, pero no se pierdan nuestro próximo relato especial del día de los enamorados, de parte de Daniela Gesqui.

¡Hasta pronto!